La catacumba nueva – Arthur Conan Doyle

La Catacumba Nueva.jpg

Mientras el imperio español hacía aguas, ese mismo 1898 sir Arthur Conan se adentraba en los arcanos de la historia para rescatarnos del olvido otro imperio del pasado venido a menos en la actualidad: Roma. Fascinado por las civilizaciones antiguas (ya hemos hablado de su obsesión por el Egipto de los faraones), la antigua Roma de los Césares era un campo de especulación análogo para sus relatos de misterio y terror. En este caso, la historia lleva por título “La catacumba nueva”, y cuenta la historia de Kennedy y Burger, dos célebres estudiosos del arte de la antigua Roma que, al modo de un Edward Bellingham y un William M. Lee en“La momia” (1892) o un Sherlock Holmes y el dr. Watson (siempre suele haber una pareja protagonista en los relatos de Doyle), representan el día y la noche en cuanto a sus características y personalidad: mientras Kennedy ha tenido una vida fácil y es un tipo sociable, Julius Burger se lo ha tenido que ganar todo con mucho esfuerzo, y eso no le ha dejado tiempo para cultivar las relaciones sociales, que desprecia.

A pesar de sus diferencias de talante, la relación entre ambos es buena, casi cordial, ya que a pesar de ser competidores, son de los pocos jóvenes con empuje que se dedican en este campo. Todo empieza a cambiar, sin embargo, cuando Kennedy descubre que Burger ha encontrado una nueva catacumba que esconde una cantidad nunca vista de reliquias, y Burger está poco dispuesto a compartir su secreto con Kennedy. Después de mucho insistir, sin embargo, Kennedy consigue de Burger un compromiso: dada la intimidad que representa para él aquel hallazgo, sólo aceptará de hablar de ello si su colega también lo hace de algún asunto íntimo para él.

Datos del libro:

  • Titulo: La catacumba nueva
  • Autor: Arthur Conan Doyle
  • Genero:  Cuento de terror
  • Paginas: 160
Anuncios